Las Filipinas

Las Filipinas se reinventa como el nuevo destino oriental de moda: surf, arrozales infinitos, playas de arena blanca abrazos por palmeras, escollos increíbles para bucear, islas sin turistas para sentirnos como náufragos… Desconexión total! Es hora de viajar a este lugar poco conocido pero sorprendente. De entre todos los lugares exóticos de las Filipinas, nosotros nos centraremos en Bohol y el Nido.

Cómo que desde el Club del Viatger  creemos que una imagen vale más que mil palabras, os dejamos un vídeo para contemplar la riqueza de Las Filipinas.

Bohol

Tarser

Puede parecer turístico, pero en cualquier visita a Bohol es imprescindible desviarse hacia el interior para contemplar las montañas de Chocolate y ver a los tarsers, unos simpáticos primates de ojos grandes. Se recomienda llegar al atardecer para disfrutar de una vista memorable de estos montículos que se extienden hasta el horizonte.Pero Bohol, a un paseo en ferry desde Cebú, tiene un atractivo muy especial: el submarinismo que se practica en los alrededores de Pangla. También se pueden practicar actividades de aventura.

Palawan es para muchos, el último paraíso en la Tierra. En la isla del Nido se pueden encontrar algunas de las calas y playas de arena blanca más vírgenes del sudeste asiático, con unas aguas cristalinas y de un color turquesa casi irreal.

El Nido se encuentra a poco más de 400 kilómetros al suroeste de Manila y a menos de 250 kilómetros al noroeste de la capital de la provincia de Palawan, Puerto Princesa. La forma más cómoda y rápida para acceder al Nido es desde Manila.

 

Bohol, Las Filipinas

Que hacer en El Nido?

El Nido se caracteriza principalmente por el espectacular escenario que ofrece su naturaleza y sus claras aguas cristalinas. Todo esto acompañado por la tranquilidad que caracteriza la región, lo convierte en un escenario idílico..

El Nido.

El Nido está rodeado por un total de 45 islas e islotes que lo convierten en un  espacio idóneo para la aventura y para disfrutar de la naturaleza que lo compone.

Si prefieres descubrirlo por tierra, podrás practicar trekking e incluso escalada.
Una de las excursiones más atractivas es el ascenso al Nido Cliff.
El Nido también es el lugar idóneo para practicar snorkeling y submarinismo
También es posible realizar excursiones en kayak alrededor de la Big Lagoon y la SmallLagoon.

Pero sin duda, uno de los tesoros más grande del Nido son los Tours que se pueden realizar en sus aguas.

Las Filipinas. Un lugar que no podrás olvidar nunca!

 

 

 

Terrazas de arroz de Banue y Batad

Estas terrazas son uno de los paisajes más emblemáticos de Filipinas, declarados Patrimonio de la Humanidad en 1995.

Terrazas de arroz

Con aproximadamente 2000 años de antigüedad fueron construidas por las tribus de “Ifugao” y suponen una gran obra de ingeniería si nos atenemos a los medios que presumiblemente disponían. Se pueden considerar un ejemplo perfecto de sostenibilidad y aprovechamiento del entorno sin alterarlo.

A pesar de las dificultades siguen siendo un paisaje espectacular y de gran belleza que por supuesto merece una visita

Aunque Banaue ha perdido atractivo debido a la construcción de edificios, constituye la entrada a este peculiar mundo de las terrazas de arroz de Filipinas. Muchos locales se ofrecen de guía a través de estos valles, una ayuda necesaria para no perderse en este ecosistema con multitud de rutas diferentes.

Terrasses d’arròs

La siguiente parada imprescindible es Batad, con una de las más espectaculares terrazas de arroz del mundo. A pesar de estar relativamente aislado, esta es la meca y destino final para muchos aventureros.

El objetivo para aquellos que buscan tranquilidad y un poco de frescura en un país caluroso. Sin la presencia de vehículos y con la única electricidad de paneles solares, despacio el turismo ha ido arraigando en este recóndito paisaje y se pueden encontrar más de una docena de hostales.

Afortunadamente, esto no ha alterado todavía la tranquilidad de un pueblo donde el toque de queda es a las 8 de la tarde, momento en que la gente ya se prepara para dormir.

 

 

Ataúdes colgantes en Filipinas.

En el interior de Filipinas, en una zona montañosa de la isla de Luzón, se encuentra el municipio de Sagada, un lugar donde se llega por carreteras sinuosas conocido por los ataúdes colgantes en los acantilados.
En el valle de Mountain, con paisajes verdes y arrozales, vive la tribu de los Igorot. Esta práctica funeraria que todavía realizan los más ancianos se puede ver Echo Valley. La tradición dice que cuanto más arriba estén los difuntos más fácil será llegar al cielo y más cercanos estarán los familiares, pero también podría tener una explicación más práctica. Se llama que el hecho de no hacer inhumaciones y colgar las cajas podía ser una forma de no ocupar las tierras reservándose exclusivamente al cultivo y de alejar los cuerpos de los animales y de los deslizamientos de tierra.

 

Según explica la tradición los ataúdes son fabricados artesanalmente con madera. Cuando hay un muerto se le viste con indumentaria de colores e insignias para facilitar el reconocimiento de los familiares cuando llegue al cielo. Se pone dentro del ataúd en posición fetal, como para completar el ciclo vida-muerto.

El ataúd es colocado en el acantilado de una montaña o en ocasiones en cuevas, pero siempre en lugares donde llegue la luz del sol para dar “vida” al alma del muerto. Así puede disfrutar de los bosques, el paisaje y entrar en contacto con los espíritus que vagan.
Junto a algunos ataúdes también se pueden observar sillas colgadas que eran las que utilizaba el muerto para sentarse, porque los acompañen también al más allá.

LAS FILIPINAS, MÁS DE 7000 ISLAS Y MÁS DE 300.000 KM2 PARA RECORRER PLENOS DE MISTERIOS Y PAISAJES IDÍLICOS, TE LO PERDERÁS?